Hace ocho años nos emocionó Aretha Franklin

Home / Uncategorized @eu / Hace ocho años nos emocionó Aretha Franklin

Joseba Lopezortega / 

 

Hace ocho años fue Aretha Franklin quien cantó el “My Country Tis Of Thee” en la toma de posesión de Barack Obama. Hoy será una niña blanca y rubia la encargada de cantar el himno. Jackie Evancho sedujo en 2010, con nueve años de edad, al tipo de público que se deja entusiasmar por una criatura friki anómala en un programa de televisión de los que exhiben pequeños portentos empujados por su familia hacia la cuenta de resultados. Evancho parecía una jibarización de Sarah Brightman. Cantó “Oh mio babbino caro” de Gianni Schicchi de Puccini, el tipo de aria que les suena incluso a los que creen que un aria es el rectángulo en el que los delanteros buscan el penalti. Se mire a Evancho como se la mire, esta tardoadolescente pálida no es Aretha Franklin.

Hace ocho años todos dejamos de trabajar en Suministros de Imagen para escuchar el discurso de Barack Obama y seguir su ceremonia de toma de posesión, conectamos un proyector de vídeo y atendimos cada detalle. Ver a la vieja dama del soul cantar “My Country Tis Of Thee” fue un momento maravilloso: cantaba a tantas cosas y desde tantos lugares. Evancho por contra es como Trump, un nacarado fenómeno televisivo, y francamente creo que su destino quedará sellado por esta ceremonia: será quien cantó donde nadie quería. Y si tras el arreón de popularidad que le supuso “Oh mio babbino caro” vendió miles de discos con “O Holy Night”, tras el himno de hoy deberá esforzarse mucho más.

Dentro de cuatro u ocho años se alzará otra voz para honrar el símbolo de los Estados Unidos. Quizá en Suministros enchufemos un proyector y sintamos de nuevo que, aunque a trompicones, la historia avanza en la dirección adecuada, en la dirección que a nosotros nos gusta, la que se atiene a unos principios y compromisos en los que también nosotros tratamos de enmarcar cada decisión que tomamos en el ámbito de la comunicación, que es el nuestro. Afirmamos sin dudarlo que hace ocho años vivimos un gran paso en el progreso del mundo occidental hacia un futuro más justo y sensible, y lo afirmamos como mejor podemos: trabajando aplicadamente y sin conocer su vestido mientras Jackie Evancho se esfuerza por escapar de su pesadísima y solitaria lápida de bebé mona y prodigio y Aretha Franklin resuena en nuestros tímpanos con imperecedera vigencia.

 

Web gune honek bere eta hirugarrenen cookieak darabiltza, nabigazioa hobetzeko, zure hobespenetara egokitzeko eta zeregin analitikoak egiteko. Nabigatzen jarraituz gero, gure cookieen politika onartuko duzu: Cookien poliitka

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar